BIENVENID@ ESPERO DISFRUTES LA LECTURA, NO TE VAYAS SIN COMENTAR

domingo, 3 de noviembre de 2013

Capitulo 5. "Encuentros Peligrosos"

CAPITULO 5

“Encuentros peligrosos”


El auto de Ethan me seguía y yo no entendía el porqué, tal vez no le bastó con todo lo que pasé los últimos días, que también ahora iba a proponerse el no dejarme en paz ni por un segundo. Volví a mirar por el retrovisor y creo que él se dio cuenta pues aumentó la velocidad.

Yo hice lo mismo, sería por nervios o por las mismas ganas de no querer volver a verle o hablar con él, así que aceleré hasta dónde el auto me lo permitió. Crucé a la izquierda en la primera calle qué vi, casi chocando con un contenedor de basura, los nervios me atacaron y no me permitieron ver bien en que dirección me dirigía y terminé perdiéndome pues no supe en que calle terminé.

Seguí manejando y en el último cruce que hice, terminé en un callejón sin salida, intenté dar retroceso al auto pero él me tapó el camino. Molesta apagué el motor, me bajé del auto sin cerrar la puerta y le grité:

-¡Qué diablos!, Ethan, ¿Qué demonios quieres?

Él bajó de su auto, tiró la puerta en un golpe seco que me hizo estremecer, se acercó hasta mí con una mirada que jamás había visto en sus ojos, iba a acercarse más pero en respuesta yo di unos cuantos pasos hacia atrás.

-¿Qué demonios quieres, Ethan? –Espeté molesta.



-¿Que qué demonios quiero?....-Sus ojos nunca se apartaron de los míos. -¡A ti, maldita sea!

-A mi es lo único que nunca más tendrás, así que ya, ¡déjame en paz!, ¿ahora vas a perseguirme?

-Y que bien qué lo hice, pues te vi, te vi con el tipo ese, ¿quién es?, ya me buscaste repuesto, ¿es eso?

-¿Y sí así fuera qué?, lo que yo haga con mí vida de ahora en adelante, no es asunto tuyo.

-¡Claro qué sí! –Inquirió en un tono nada adecuado, me tomó por un brazo y me pego contra mi auto. –Todo lo que hagas es mi problema, ¡Estamos!

-¡Suéltame! –Grité con todas mis fuerzas, le pegué con la mano que tenía libre. -¡Déjame en paz!

-¡Hey! –Ambos volteamos la mirada hacía el auto de Ethan, y ahí lo vimos, era Chris con nada más que enojo en el rostro. -¿No escuchaste?, ¡Que la sueltes, te dijo!

-¡No te metas, tío, esto es entre mi esposa y yo!

-Pues no lo seguirá siendo durante mucho tiempo más, así que, ¡suéltala!

-Ah sí. –Dijo Ethan con ironía en el rostro, me soltó y se acerco hasta Chris.

-¡Ethan basta! –Corrí hasta ellos, y me coloqué justo en frente de Ethan, lo miré fulminante y coloqué una mano en su pecho alejándolo. -¡Es suficiente!

-¡Muévete, Violet!, muévete o no respondo.

-¡La que no va a responder soy yo!, dije que basta, ¿qué más quieres de mi?, ya, ¡déjame en paz!

-Ya la escuchaste, ¡déjala... en paz!

-¡Que no te metas! –Gritó justo en mí oído y con la mirada fija en Chris. -¡Largo de aquí!

-Por supuesto que me voy, pero con ella, así que quita tu auto del medio, porqué nos vamos.

-Eso es lo qué tú crees. –Inquirió Ethan, ya mis mejillas ardían del enojo. –Violet sube a mí auto, ¡ya!

-¡Si, me iré!, pero sola, así que quita el auto, Ethan por favor.

-Violet... quiero que hablemos, es lo único que te pido.

-No me obligues a llamar a la policía, Ethan, mueve tu auto.

-¡Tú vienes conmigo! –Inquirió, me sostuvo por un brazo y trató de forzarme a caminar, Chris se interpuso en su camino y lo sostuvo por el cuello de la camisa.

-¡Suéltala! –Y acompañó su advertencia con un golpe certero en el rostro.


-¡No! –Grité asustada por lo que estaba a punto de pasar. -¡Basta!

Pero mis suplicas no fueron escuchadas, y lo que comenzó con un golpe terminó pareciéndose a un ring de boxeo, Ethan respondió el golpe de Chris, y cada vez que alguno respondía, el otro no se quedaba atrás, terminaron tirados en el suelo y ya los rostros de ambos estaban colorados por la ira y por los golpes recibidos.

-¡Basta, ya! –Grité de nuevo, pero fue imposible que alguno de los dos prestara atención. Corrí a la calle colindante y justo ahora no pasaba ningún auto, entré sobresaltada en un negocio de los pocos de la zona, un señor detrás del mostrador y una chica que vestía un suéter el cuál en la parte superior izquierda decía: “Megan”, quedaron mirándome fijamente y con cara de póquer.

-¡Se van a matar! –Exclamé tratando de recuperar el aliento. –En el callejón pasando la calle, se están matando prácticamente, ¡por favor!, llamé a la policía porqué no se qué más hacer.

Ambos seguían mirándome pero ninguno pronunció palabra, siguieron con lo que hacían y yo seguía parada en la entrada esperando respuesta.

-¿¡Qué diablos!? –Espeté molesta. -¿¡No piensan ayudarme!?

Todo continuó en silencio, pero no conseguí respuesta, di media vuelta y salí corriendo de vuelta al callejón en dónde ellos dos aún estaban en el suelo, Chris sobre Ethan descargando toda su furia en el rostro, como último recurso subí a mi auto y presioné la bocina varias veces, Chris alzó la mirada y en eso Ethan estampó un certero golpe en su rostro que lo tumbó casi inconsciente.

Ethan se levantó del suelo tambaleándose, bajé del auto y corrí hasta él, lo golpeé con la palma de ambas manos en el pecho y grité con todas mis fuerzas.

-¿¡Qué hay de malo contigo!? –Vociferé. -¡Vete y déjanos en paz!, ¡hazlo antes de qué llamé a la policía!

Él quedo mirándome con sólo ira brotando por cada poro de su piel, secó una gota de sangre que cayó por el lado izquierdo de su frente hasta llegar a su mejilla, caminó hacía su auto no sin antes golpearme con el hombro cuándo pasó por un lado, encendió el motor y se fue acelerando con todas sus fuerzas, haciendo que los cauchos de su auto echarán humo, vi como se perdió al cruzar la calle y yo volteé la mirada y Chris se retorcía de dolor, me tumbé a su lado acariciando los espacios de su rostro por los cuales aún se veía un color de piel aceptable.

-¡OH, por Dios!, tenemos que ir a un hospital ya mismo.

-No será necesario, Violet. –Su voz sonaba débil y entrecortada. –Estaré bien, no te preocupes.

-¿¡Qué no me preocupe!? Chris, ambos enloquecieron, por poco se matan y quieres que no me preocupe.

Lo ayudé a levantarse del suelo, coloqué su mano alrededor de mí cuello y lo encaminé hacía mi auto.

-No quiero ir a ningún hospital, Violet. –Pronunció con debilidad mientras se terminaba de acomodar en el asiento trasero. –Son sólo rasguños, estaré bien lo prometo.

-No seas terco, Chris, no son sólo rasguños, te ves mal, realmente mal así que no me cuestiones y....

-¡Es mi decisión! –Espetó algo molesto, por el intento de gritar terminó colocando una mano en sus costillas por el dolor. –No quiero ir al hospital... y es mi última palabra.

Exasperada no tuve más remedio que ceder. –Pues por lo menos puedo llevarte a mi casa y curarte, ¿Puedo?

Él asintió, cerré la puerta y corrí al lado del conductor, encendí el auto y aceleré lo más que pude para llegar pronto a casa, lo vi por el espejo retrovisor y no se vía nada bien, no entendía porqué no ir a un hospital a verse, pero tenía que respetar su decisión.

Unas cuantas calles a completo silencio y llegamos a casa, aparqué el auto en la entrada, bajé corriendo y lo ayudé a bajar, un paso a la vez tuvimos que caminar para poder entrar, y al hacerlo lo ayudé a acostarse en el sofá.

-Voy a buscar el botiquín, Chris, no tardo. –Dí la vuelta y me encaminé hacía la cocina, empecé a buscar en todos los gabinetes pues no recordaba dónde estaba el botiquín de primeros auxilios, cada vez que abría uno lo hacía con furia, y lo cerraba de la misma manera, estaba molesta por todo el lío que se armó, estaba hastiada en problemas y harta de todo lo que me había pasado en tan poco tiempo.

Encontré el botiquín cuando pensaba que no habían más opciones que dejar de buscar, regresé con Chris que aún reposaba en el sofá, me arrodillé de modo que mi rostro quedó a la altura del suyo, empapé un trozo de algodón con alcohol y lo pasé cerca de una de sus cejas, él hizo una mueca de dolor haciéndome retroceder un poco.

-Lo siento. –Dije mientras aún seguía limpiando la sangre. –Debimos ir al hospital, Chris, tienes el ojo totalmente hinchado.

-Estoy bien, Violet, nada que un poco de hielo no pueda resolver. –Me miró fijamente lo que hizo que me pusiera incomoda, bajé un poco la vista evitando su contacto.

-No debiste, Chris, no debiste llegar al extremo de los golpes con Ethan, el problema de él es conmigo, no contigo.

-No iba a permitir que te tocará, Violet, cuando nos despedimos en la biblioteca y vi que un auto te seguía, entré en pánico de pensar que algo malo te pasara, pero cuando llegué y lo vi empujándote contra su coche, enfurecí, no iba a permitir que ese cabrón te siguiera haciendo daño.

Enmudecí, no sabía que decir después de lo que él dijo, mí mano quedo estática con el trozo de algodón en la mano, él frunció el entrecejo y negó con la cabeza.

-¿Sucede algo? –Preguntó, me levanté del suelo y le entregué el botiquín.

-No... No pasa nada, es solo que... necesito ir al baño con urgencia, ya vuelvo.

Di la vuelta y caminé apresurada, subí las escaleras y al llegar a mi habitación me encerré en el baño sin pensarlo, abrí el grifo del lavamanos y empapé mi rostro, quería calmar lo que sentía, pero era algo que aún no entendía, pues nunca me había sentido de esta manera: nerviosa ante la mirada de alguien que claramente me atraía, Chris era guapo y eso no podía negarlo, y lo que dijo de no permitir que Ethan me hiciera daño, no se, sentí eso como una afirmación, pero una afirmación de que.

Sequé mi rostro con una toalla, salí del baño y al abrir la puerta de mi habitación casi me muero del susto, pues Chris estaba parada justo en la entrada cruzado de brazos.

-¿Dije algo que te incomodó? –Preguntó. –No fue mi intención, Violet, es solo que estaba preocupado y por eso me entrometí en tu vida, pero no volverá a pasar, a menos que ese imbécil decida dejarte en paz.

-Te entiendo, Chris, nada de esto es tu culpa, solo mía, así que no pidas disculpas. –Fijé mi mirada en la suya, esos ojos verdes que irradiaban dulzura pero a la vez algo que no podía descifrar y apartar mi mirada de ellos era imposible. -¡Ven!, tenemos que terminar de curarte. –Pasé por su lado pero con mano sostuvo la mía y me detuvo.

-¡Estoy bien!, y quisiera saber si tu lo estas, Violet, ¿estás bien?

-¿Por qué no habría de estarlo? –Respondí con una pregunta irónica. –Pensé que tenía una vida perfecta, pero él me demostró que estaba equivocada, él me demostró que nada era lo que parecía, de que más me tengo que enterar, ¿ah?, ¿¡De quién más me tengo que decepcionar!?

Mis ojos ardían por las lágrimas que comenzaban a aparecer, jalé mi mano para soltarme de su agarre pero en respuesta él me acercó hasta su pecho, abrazándome fervientemente, respondí a su abrazo pues lo necesitaba, necesitaba sentir su calor y pensar por un momento que todo lo malo pasaría sin dejar secuelas.

-Sé como te sientes. –Susurró a mi oído y acarició mi cabello. –Sé lo que es querer a alguien que no puedes tener aunque quisieras.

Separé un poco mi rostro de su pecho y alcé la mirada hacia la suya, él colocó su mano en mi barbilla y la acarició, limpió las lágrimas que aún caían por mi mejilla, nuestros rostros se acercaron más y más, supe lo que se avecinaba y aunque mi mente me decía; ¡corre ahora y no lo hagas, Violet!, algo me lo impedía y no me dejó apartarme de su acercamiento, cerré los ojos y lo siguiente que sentí fueron sus labios pidiendo permiso para jugar con los míos, permiso que no era necesario pues yo también quería ese beso. Nuestros labios estaban más que juntos, anhelándose cada vez con más intensidad, él me pegó contra la puerta, pasé ambos brazos por su cuello y entrelacé su cabello en mis dedos.



-Tenemos que parar. –Susurró, aún pegado a mis labios.

Negué con la cabeza impidiéndome parar, pues no quería, y cuando pensaba que llegaríamos más allá de un beso él se separó de un tajo de mí, respirando casi qué con dificultad.

Lo miré frunciendo el entrecejo. –Lo siento, Violet, esto no puede pasar, tengo que irme. –Él caminó hacia las escaleras pero yo lo detuvo sosteniéndolo por un brazo.

-Pero... Chris, aún tenemos que terminar de curarte.

-Estoy bien, terminaré yo sólo en casa, no te preocupes, Violet, hablamos luego.


Bajó las escaleras apresurado, salió por la puerta de entrada con tanta prisa que parecía no quisiera detenerse ni mirar atrás, fui tras él ya que simplemente no podía irse sin decir el porqué de su reacción, pero cuando llegué a la puerta de entrada ya él no estaba, no se veía por ningún lado, Chris era algo raro y con esto no me quedaba duda alguna.
Continuará....

*No te pierdas este jueves 07 la segunda parte del capitulo.
*Recuerda, si aún no eres seguidor del blog, pincha en el botón azul "Participar en este sitio" y sigue de cerca todas las actualizaciones, también puedes seguirme por correo electrónico y recibir en tu correo cada entrada que publiqué en el blog.
*Besos y gracias por visitar. Recuerda que tu comentario es muy importante para mí.

17 comentarios:

  1. ahhhhhh q emocion y q desgraciado ethan la uso y ahora quiere explicaciones sera fresco descarado ,muy buen capitulo aunq se me hizo cortito......cris de q tendra miedo .....mi guapo abogado jajajaj un gran abrazo un placer leerle..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eli jijijiji a que le tendra miedo Chris?, lo iremos descubriendo conforme pasan los capitulos, el capitulo es cortito porque es solo la primera parte, este jueves viene la segunda, no te la pierdas...Besos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. A mi también me tiene enamorada, Gladymar, jijijijiji y aún faltan ver cosas de él.....Besos

      Eliminar
  3. Chris me tiene lokita pero en este capitulo me han surgido unas cuantas dudas.... como llego tan rápido si no iba en auto y según lo q dijo salio al mismo tiempo q los vio arrancar y ellos aceleraron???? ... sospechoso aun asi me ENCANTAAAAA!!!! yo quiero un beso asi, anda si me lo mandas?¡

    grax nena y no olvides de votar en la loko =D

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jelly querida, sospechoso, es cierto, pero hay que esperar a los siguientes caps para seguir descubriendo cosas o sentir muchas mas dudas, Chris que en cuanto pueda se comunica contigo para que cuadren ese beso que lo tienes seguro jajajajajaja por supuesto que votaré en la loko, tenlo por seguro...
      Besos

      Eliminar
  4. Wow!! Que capitulo !! Ese abogado que escondera?? No importa lo que esconda es mangaso jajaa! Nos leemos el jueves, besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, si verdad, un verdadero mangaso, esperemos que lo que lo hace tan misterioso no sea nada malo, el jueves la segunda parte, nos leemos....Besos

      Eliminar
  5. Que loco está Ethan, ya deberia de dejar a Violet en paz, me alegro que Chris la ayudará. Aun no entiendo por que Chris se comporta tan extraño, porque es obvio que le gusta Violet.
    Espero con ansias la segunda parte, una pregunta, vas a estar publicando en partes? o solo por esta ocasion?
    Nos leemos el jueves, saludos y te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana, a partir de esta semana publicaré en partes, lunes y jueves.... Con respecto al cap, Ethan no soporta el perder a Violet, pero como no hacerlo, tipico machista, pero Chris no se queda atras con todo el misterio que genera su actitud, de que le gusta Violet, le gusta, pero siempre hay un pero, cierto?....... Nos leemos el jueves, bella, besitos

      Eliminar
  6. ese tipo es un maldito loco y muy violento.....pero ahora violet ya no está sola hay que hombre chris....pero algo oculta...que no lo deja avanzar....aunque se muere por violet.....que pareja más bonita....me gusta mucho tu histoira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saluditos Dinora, una pareja que aun no es pareja jajajaja y si fuera por Chris con su actitud jamas lo seran pues solo genera dudas e incertidumbre, Ethan un loco total que gracias a Dios ya Violet supo la clase de hombre que es y lo quiere lejos.....No te pierdas la continuacion el jueves...Besos

      Eliminar
  7. Que chico, un poco misterioso........Sañludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Leticia si un poco misterioso, pero esperemos que no oculte nada malo, nos leemos el jueves,.... Saludos

      Eliminar
  8. ME ENCANTA CADA CAPITULO ,LA VERDAD ES QUE SE ME HACEN CORTOS ,JEJE PERO BUENO ASI ES LA VIDA ,LO BUENO SE HACE ESPERAR ,UN BESO ,POR CIERTO NO SE SI LE LLEGO MI ANTERIOR MENSAJE ,PUES AHORA COMO LE DIJE EN EL ANTERIOR SOY LA CHICA QUE LE ESCRIBIA CON EL NOMBRE DE CHACHO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Geles si está algo corto pero es solo la primera parte del capi, este jueves la continuación, si linda si me di cuenta que eres Chacha, Besos nos leemos en el siguiente...

      Eliminar
  9. Me encantaaaaaa chris pero es tan raro q el salga corriendo cuando se cambiaron los papeles jijijiji beso me encantaaa

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios, así que no dudes en alimentarlo jejej no seas m@lita.