BIENVENID@ ESPERO DISFRUTES LA LECTURA, NO TE VAYAS SIN COMENTAR

domingo, 6 de octubre de 2013

Capitulo 2. "Estrellándome en mí propia realidad"


CAPITULO 2

Estrellándome en mí propia realidad”


Ver a las dos personas más importantes de mi vida, mi mejor amiga y como obviar a mi esposo, el hombre que hasta está mañana me hacia la mujer más feliz de todas, verlos a ambos besándose en el balcón del departamento de Roxanne, me hizo estrellarme contra una pared de concreto de la cual no podía escapar aunque quisiese.
 -Esto no puede ser cierto. -Dije para mí misma, aún con el auto encendido mientras los veía a ambos entrar agarrados de la mano de vuelta al departamento. -¡Dios hazme despertar!. -Grité y un ardor llegó a mis ojos, y de inmediato las lágrimas comenzaron a caer.


¿Cómo digieres algo así?, ¿Cómo creer algo a pesar de qué lo ves con tus propios ojos?. A veces el dicho de ver para creer no es valido, por lo menos para mí en ese momento, a veces aunque veas la película diez veces y quieras cambiar el final, por más que lo desees eso no sucederá, pues hay acciones que pueden más que nuestros propios deseos.


No tenía nada más que hacer en ese lugar, lo que menos quería era volver a verlos juntos, las explicaciones sobraban, pues el ver a tu esposo besando a tú “hermana” era más que suficiente para no querer seguir haciendo el papel de idiota y creo que yo hice ese papel más que bien, deberían crear una categoría en el Oscar como mejor idiota del año, o al papel de la mejor estúpida, yo sería la única e indiscutible ganadora.


Apreté el acelerador lo más que pude, me comía los semáforos en rojo, no sé ni en que momento pasé frente a mí casa, lo que sí sé es que cuando me dí cuenta ya estaba del otro lado de la ciudad, frente al lago que rodea parte de Summerville.


Mí llanto era desconsolador, sentía el corazón oprimido y un nudo en la garganta que sentía no podía soltar. -¡Dios, esto no me puede estar pasando!. -Grité maldiciendo el hecho de haber sido tan estúpida y terminar engañada por dos de las personas más importantes para mí, golpeé el volante varias veces e iba a dar marcha atrás al auto y seguir manejando tal vez sin rumbo o por lo menos hasta lograr calmarme, cuando en vez de dar marcha atrás apreté el acelerador y caí junto con el auto en el profundo lago.


Mí respiración se estaba entrecortando, y mientras pensaba en cómo salir de ésa situación, el agua entró rápidamente sumergiendo el auto más y más al fondo. Solté el cinturón de seguridad que me aprisionaba, traté de abrir la puerta pero estaba trabada, para mí ya no había escapatoria, jamás pensé que moriría de esa manera, bueno creo que nadie nunca piensa en eso, pero creo que antes de que pasase esto, ya estaba muerta, pues mi corazón había sido atacado de una manera fulminante y sin escrúpulos.
 



El agua ya llegaba a mí cuello, no hice más intentos por salir del auto, era imposible y no tenía motivos para seguir respirando, o al menos eso pensaba yo. Estaba inhalando el ultimo hilo de oxigeno que quedaba cuando algo llamó mí atención, algo que jamás logré entender, una luz justo frente al parabrisas del auto, y seguido de ello un sonido que nunca pude descifrar.


Creí que era una voz, la de una mujer tal vez, pues era un sonido o mejor dicho palabras que no logré procesar pero la voz o el sonido era suave y dulce, e hizo que un escalofrío recorriera toda mi columna. Y justo cuando el auto estaba completamente lleno de agua el parabrisas se rompió y sentí que algo me jalaba hacia el exterior, ¿cómo logré salir? y ¿porqué?, es algo que no agradecí en ese momento pues lo que menos quería era seguir respirando.


No sé sí perdí la conciencia, no sé sí ya estaba muerta y había logrado huir del infierno en el que caí este día, lo que sí sé es que desperté y me encontraba a orillas del lago, completamente empapada y tosiendo por el agua que tragué momentos antes de qué algo o alguien me sacara del auto.


Aún trataba de recomponerme cuando divisé a unos 200 metros una casa, pero no era una casa normal, era enorme y estaba completamente cubierta por la maleza, colonial era poco para tal vez expresar la época en la cual fue construida, nunca en la vida la había visto pero una extraña sensación de haber estado antes ahí no pude evitarla, y como un impulso decidí acercarme.


Unos minutos bastaron para encontrarme en la entrada principal del lugar, una verja de unos cinco metros de alto rodeaba lo que pude ver era más de una hectárea de terreno, el oxido cubría el hierro completamente pero abrirla un poco y pasar no fue problema, a pesar de la maleza qué cubría prácticamente todo el suelo, aún se podían divisar rosales, y muchas plantas que conformaban tal vez un jardín.


El frío que hacía era insoportable, eso combinado con mí ropa mojada hicieron que ya mis dientes estuviesen castañeteando, pero no me impidió caminar por un umbral hasta llegar al porche de la mansión, pues eso parecía una mansión, aún a pesar de lo deteriorada que estaba, cada vez que daba un paso el extenso piso de madera rechinaba, los años no pasaban en vano y el lugar era una prueba de ello.


La puerta principal era enorme, como de dos metros y medio de alto por uno y medio de ancho, en fin era enorme, traté de mover la manija y se me dificultó, como al sexto intento pude lograr mover un poco la puerta, lo suficiente como para que yo pudiera pasar, al entrar un alijo de reconocimiento me invadió, ese sentimiento de creer haber estado en ese lugar no podía quitarlo de mí mente.


Todo adentro estaba casi a oscuras, y lo que ya había sospechado antes de entrar lo corroboré, el lugar por dentro era enorme, dos plantas de una estructura magistral, aunque ya en las ultimas por los años que tal vez tenía de abandonada. Un escalofrío como el que sentí cuando estaba en el auto bajo el lago volvió a recorrer mi columna, y un pánico gigantesco me embargó, decidí salir de ese lugar inmediatamente pero cuando ya estaba en la puerta con los dos pies más afuera que adentro sentí un ruido proveniente de la parte de arriba de la casa, un ruido que venía de uno de los pasillos, mi curiosidad pudo más que cualquier cosa y decidí subir para saber que era.

Estúpida, tal vez esa sea la palabra que deba usar para expresarme sobre mí de ahora en adelante, pero por más miedo que tenía, debía averiguar que era ese ruido, me encaminé hacia las escaleras, las cuales subí prácticamente de a medio escalón a la vez pues tenía miedo de que alguno se rompiera, cuando ya por fin estuve en la planta principal no se escuchaba nada, pero un pequeño alijo de luz salía desde una puerta, puedo decir que desde una de las habitaciones.


Caminé hasta el final del pasillo hasta llegar a donde provenía la luz, la puerta estaba un poco abierta así que abrirla no fue problema y al hacerlo me encontré con algo sorprendente. Sorprendente porqué a pesar de que toda la casa estaba prácticamente en ruinas esa habitación no, parecía haberse conservado con el tiempo, todo estaba cubierto por sabanas blancas, bueno tal vez fueron blancas alguna vez, pues estaban desgastadas y de color marrón por el polvo, pero por un pequeño espejo colocado sobre una cómoda, un cepillo que parecía de plata, y algunas otras cosas pude determinar que fue el cuarto de una mujer.


Hay un dicho qué dice que la curiosidad mato al gato, pues yo hice caso omiso y comencé a revisar todo el lugar, empecé quitando las sabanas que cubrían algunos muebles y terminé quitando la que cubría la cama, sobre el colchón sólo estaba colocada una desgastada almohada, y cuando la levanté encontré algo que en ese momento consideré insignificante, era una especie de libro, la cubierta era gruesa de color marrón, lo abrí casi por la mitad y me encontré con lo siguiente:

<<<
3 de marzo de 1913

Queridísimo Diario:

Decir que soy la chica más feliz del lugar es poco, Augusth me pidió que fuésemos novios, los nervios me embargaron y tuve que salir corriendo, no sé porqué lo hice y ahora estoy más que arrepentida, no podré aguantarme hasta que nos veamos de nuevo.

Nora, te acuerdas de ella, mi mejor amiga Nora me ha dicho que lo nuestro es una locura y que si padre se entera lo lamentaré, pero ¿Cómo hago?, como me saco esto que siento por Augusth, lo amo y aunque no se lo he dicho, creo que ya él lo sabe, pues le dijo algo a Nora que me confundió “La amo y sé que soy correspondido”, y si lo es, lo amo con la locura suficiente para desafiar a mi familia, lo amo con tanta pasión que sí el me lo pidiera saldría corriendo tomada de su mano y no miraría atrás.

Valentine


Justo cuando terminaba de leerlo vi caer una lágrima en una de las hojas, toqué mi rostro y efectivamente, lloraba, fue algo inexplicable pero lo qué leí me enterneció, en la ortografía, ademas de las fechas que habían en las paginas se notaba lo antiguo del diario, pero el estar leyendo lo que escribió alguien hace tantos años y que probablemente estaba muerta me dio miedo, eso combinado con qué estaba en una casa completamente abandonada alejada de la ciudad.


Agarré el diario y salí de ahí lo más apresurada que pude, bajé las escaleras a grandes zancadas y en cuestión de segundos estuve de vuelta en la verja principal, la crucé y antes de seguir caminando volteé a ver de nuevo la casa, a pesar de que quería irme sentía algo que me atraía, algo que me incitaba a quedarme, pero no estaba tan loca cómo para hacerlo, y salir corriendo fue mi primera opción.


Cuando llegué de vuelta al lugar donde había caído mí auto, habían tres patrullas de policías, todos recorriendo los alrededores, me asusté y asombré al verlos, el qué estaba más cercano a mí me apuntó con su arma y me dio una señal de alto.


-¡Quédese donde está! -Fulminó el oficial, yo estaba como a tres metros de él.


-¿Qué es lo que sucede señor?. -Pregunté nerviosa y asustada.


-Recibimos el llamado de que aquí estaba una mujer inconsciente, y que había un auto en el fondo del lago. 
 

¿Cómo supieron lo del accidente?, o ¿qué yo estaba en el lugar inconsciente?, quedé totalmente sorprendida, tal vez ese alguien que me sacó del lago llamó a la policía, pero ¿porqué se fue y me dejó ahí tirada?, una pregunta compleja para mí, y para la cuál no tenía respuesta.


-Soy yo, oficial..... -Me quedé pensativa por un segundo pues aún no sabía el nombre de la persona que tenía frente a mí.


-Debon, Charles Debon pero explíqueme, ¿Cómo que es usted?


-Bajé el arma por favor. -Supliqué levantando una de mis manos hacía él. -Sí me sigue apuntando no podré responder a su pregunta.


Él titubeó unos segundos y me miró fijamente antes de enfundar de nuevo el arma en su cinturón, colocó las manos en su cintura y me quedó mirando fijamente.


-Gracias. -Le dije mientras limpiaba el sudor de mí frente. -Cómo le decía era yo, la mujer que estaba aquí inconsciente, el auto que está en el fondo del lago es mío, caí por accidente y luego alguien me sacó y no me acuerdo de nada más, sólo que desperté y ya alguien me había sacado del agua.


-¿Se encuentra bien, señorita? .-Asentí en respuesta. -¡Rogers!, ¡Kaprinsky!, ¡Vengan ya aquí!


El resto de los oficiales se acercaron a dónde nos encontrábamos, luego de un largo interrogatorio llamaron a por una ambulancia, en menos de quince minutos me encontraba en una camilla de hospital porqué por más que expliqué que no tenia nada y que me sentía bien, el oficial Debon consideró prudente el que me revisará un doctor.


-Es hora de que me despida señorita Mcfardigan, cualquier cosa que recuerde o necesite, éste es mi número de teléfono. -Debon me entregó una tarjeta con unos cuantos números de teléfono, ya habían pasado un par de horas desde que me llevaron al hospital, y luego de unas placas y exámenes determinaron lo que yo les había dicho inicialmente, que estaba bien.


-Muchas gracias por todo señor.


-¡Charlie!, dígame Charlie.


-Gracias de nuevo, Charlie, cualquier cosa por mínima que sea, le llamaré. -Eso fue más para convencerme a mí que a él, pues la verdad no sabía si recordaría algo referente a quién me sacó del lago, él me miró un poco dubitativo. -No se preocupe, yo le llamaré.


Asintió con la cabeza y salió de la habitación en la qué yo estaba, en mis manos aún sostenía el diario, no me había despegado de él ni por un instante. Pero de repente el accidente, la casa, el diario y los policías se borraron de mí mente, y la imagen de Roxanne con Ethan volvió a florecer en mi descontrolada cabeza.


Tenía que regresar a casa, pero ¿Cómo reaccionar?, ¿cómo mirarle a los ojos?, ¿cómo preguntarle el porqué?, preguntas que se responderían solas cuando ese momento llegará. No iba a acobardarme, había huido de muchas cosas en mi vida, pero de esto no, algo lo tenía muy en claro y era qué mi matrimonio había acabado, definitiva y absolutamente se había terminado, y no había palabras o acciones que él dijera o hiciera, que pudiesen convencerme de lo contrario.


Cerca de las nueve de la noche me dejaron salir del hospital, me encontraba sin un centavo y sin teléfono pues todo había quedado dentro de mi auto. Antes de salir del hospital tuve que pedir me dejaran usar el teléfono, y llamé a Graham.


Graham es un muy buen amigo, en realidad mí único amigo hombre, y la única persona en la cual confío en estos momentos. Lo esperé unos quince minutos en la entrada del hospital, cuando llegó sus ojos estaban llenos de angustia, corrió hacía donde estaba yo y me arropo con sus brazos en un ferviente abrazo, subimos a su auto y cuando ya estaba en marcha rompí en llanto.


-Annie. -Desde niños le gustó decirme Annie, por mi segundo nombre. -Tienes que contarme que sucedió, ¿Porqué estás así? -Acarició mi cabello y aunque yo aún no había podido armar palabra el supuso lo siguiente: -¿Esto tiene qué ver con Ethan?, ¿Cierto?


Vacilé unos segundos antes de contestar. -Creo que todo en mí vida siempre tuvo que ver con él.


Él se molestó y golpeó el volante. -¡Maldición Annie!, no quisiera ser yo quien te diga esto, pero te lo dije, te lo dije hace años y nunca quisiste escucharme, ese maldito de Koffman se va a arrepentir, ¡Te lo juro!.


-Graham ¡Por favor!, ni siquiera me haz dejado contarte.


-¿Qué puedes decirme?, me lo imagino Annie, te engaño ¿Cierto?, te fue infiel.


Era increíble como la única ciega de todo esto siempre fui yo, pero este no era el momento para lamentarme. -Es tan fácil deducir lo que me hizo ¿no?, tan estúpida he sido Graham, ¿Ah?. -Las lagrimas caían ahora con más intensidad. -Tan ciega he estado que todos sabían la clase de hombre que es Ethan, pero la única que le veía el lado “bueno”, era yo.


-¡Por supuesto que no!, nunca vuelvas a decir que eres estúpida, Annie tu error fue creer que el Ethan de la secundaria había desaparecido.


-Me duele su engaño, Graham, pero creo que me duele aún más con quién me engañó.-No pude evitar que mí voz sonara entrecortada, el iba con la mirada en el camino y en mí a la vez, parpadeó un par de veces y soltó un sonoro y prolongado suspiro. -Con ¡Roxanne!. 
 

Un nudo en mí garganta por fin pudo salir, Graham frenó el auto estrepitosamente y casi me golpeo en la cabeza con la guantera.


-¡No me jodas!, Annie esto sí que no lo puedo creer, ¡Roxanne!, por Dios estas segura de lo que me dices, ¿Roxanne con Ethan?


-Los vi, qué más pruebas necesito para estar segura, los vi besándose en el departamento de ella.


-Esto me es imposible de creer, ¿cómo Roxanne pudo haber sido capaz de algo así?. Simplemente no puedo creerlo Annie, ¡No puedo!.


Algo que yo tampoco hubiese creído sí no lo hubiese visto con mis propios ojos, pero este día era imposible decir que no fue real, aunque quisiese borrarlo de mí mente, aunque quería no creerlo, y aunque sentía el corazón oprimido, lo que vi fue real y tenía que aceptarlo.


-Yo no puedo responder a tu pregunta, ¿cómo fue capaz?, o ¿por qué lo hizo? Es algo que tendrás que preguntárselo a ella, a mí no me interesa saberlo, Graham, ya el daño está hecho, sólo quiero llegar a mí casa y sacar a Ethan de mí vida definitivamente.


-¿Qué?, segura que quieres hacerlo está noche, ¿Annie?, no tienes porqué enfrentarlo justo hoy, no en el estado en qué te encuentras.


¡El estado en el cual me encuentro!, pensé para mí misma, ni yo sabía en que estado me encontraba, pero no iba a darle largas a este asunto sería está noche y de eso no tenía duda alguna.


-Tan segura como de que me llamo Violet. -Lo miré y le sonreí, un poco de humor no estaba mal con tal de caldear un poco los ánimos.


-No es momento para uno de tus chistes, si tú quisieras puedo ir contigo, quedarme fuera y estar atento a cualquier cosa. -Apretó un poco mi mano con la suya, ya tenía el auto de nuevo en marcha a mí casa. Graham siempre se comportó muy sobre protector conmigo, sobre todo desde que me hice novia de Ethan. -Sabes que siempre puedes contar conmigo, ¿De acuerdo?


Asentí con la cabeza mientras una lagrima resbaló por mí mejilla. -¡Lo sé!, y sabes que siempre te he agradecido lo que haz hecho por mi, y lo seguiré haciendo, pero esto es algo que tengo que hacer sola. Yo sola me metí en esto, y yo lo resolveré.


-¡Pero Annie! .-Protesto en reprimenda hacia mí.


-Estaré bien no te preocupes, lo prometo, Graham, estaré bien.


El golpeó un poco el volante del auto en señal de rendición, y durante el resto del camino no volvió a pronunciar palabra, y yo tampoco lo hice pues no quería involucrarlo más en esto. Detuvo el auto de nuevo pero esta vez ya estaba justo en frente de mí casa, las luces de dentro estaban encendidas, clara señal de qué Ethan estaba en el lugar, suspiré porque sabía la guerra que estaba a punto de comenzar, me bajé del auto y cerré la puerta, me agaché un poco para quedar a la altura de la ventana y poder decirle a Graham:


-Un café mañana temprano antes de que vaya a trabajar, ¿Qué dices?. -Le sonreí, el ladeó con la cabeza mientras una pequeña sonrisa se dibujo en sus labios.


-No habría mejor manera de empezar mí día, pero no olvides esto Annie, cualquier cosa no dudes en llamarme, estaré aquí en minutos, ok.


Asentí, dí la vuelta y caminé directo a la puerta de entrada, agarre la manija y aunque vacilé un poco para abrirla, lo hice, y dentro encontré a Ethan sentado en el sofá, con los codos en las rodillas y las manos cubriendo su rostro. Cuando cerré la puerta alzó la vista y se levantó apresurado a abrazarme. El sentirlo junto a mí, respirando cerca de mi cuello, acariciando mi cabello y actuando de una manera muy hipócrita, me hizo arquear y terminar vomitando justo en sus pies.


-¡Dios santo, Violet!, ¿Dónde haz estado todas estas horas?, ¿Estás enferma?. -Preguntó mientras me sentaba en el sofá, coloqué el diario en una pequeña mesa que estaba frente a mí.


-Por supuesto que estoy enferma, ¡Solo con verte me enfermo! -Grité apartándolo de mí, el abrió sus ojos más de lo normal y frunció en entrecejo.


-¿Qué?, ¿Qué sucede, Vi?


-Lo sé todo, Ethan. Ya no tienes que seguir fingiendo, lo sé todo y no creas que pretendo seguir haciendo el papel de estúpida.


-Violet, ¿De qué hablas?, no entiendo nada de lo que dices, amor ¿Qué pasa?


-¿Amor?, así también le dices a ella, ¿Cierto?, a Roxanne, ¿también le dices amor?.


Blanco como la leche le quedó corto al tono pálido que ahora tenía la piel de Ethan, pude ver el asombro en sus ojos, pude ver también la sorpresa en su expresión, pero nunca vi la intención de negarlo, él dio unos pasos hacía atrás y se sentó en el sillón contiguo al sofá.


-¿Sorprendido?, no pensaste que lo descubriría nunca, ¿cierto?, pues que mal para ti pues lo sé.


-No todo es como piensas, Violet sí dejas que te explique entenderás el porqué.


-¡Tu descaro es magistral!, no me interesa que me expliques nada, no me interesa saber el porque te revolcaste con otra, lo único que quiero saber es ¿por qué ella?, de todas la mujeres, Ethan, porque mí mejor amiga.


-Violet, no hagas esto, no te hagas más daño.


-¡Que no me haga más daño!, los únicos que me han hecho daño son ustedes dos, ¿por qué, Ethan?, ¿por que casarte conmigo sí estabas con ella?


-¡Porque te amo!, es tan simple como eso, te amo y lo sabes.


-¡Me amas!. -Grité y me levanté del sofá, caminé hacía la cocina a por un vaso de agua, sentía el deseo de partirle la cara solo por decir que me amaba, quien te ama no te engaña, quien te ama no te hace daño y menos con alguien que considerabas tu hermana. -Sí me amaras no hubieses hecho lo que hiciste, ni siquiera lo hubieses pensado, porque alguien que ama ¡No engaña!, tan simple como eso.


-¡Pues te amo!, eres la única mujer a la que he amado en mí vida, ¡sabes que es así!, sabes que eres todo lo que tengo, eres mi vida, sólo te pido una oportunidad, una oportunidad para poderte explicar todo.


-¡Por favor!, no pretendas que me coma toda esta charada, ¡no subestimes mi inteligencia!, y ¿sabes qué?, sí, sí te voy a dar una oportunidad, pero para que recojas todas tus cosas y ¡te largues de mi casa, pero ya!


-Violet. -Dio unos pasos hacía mí, levanté mi mano y dí unos pasos hacía atrás.

-¡No te me acerques!, Ethan, quiero que te vayas ya, envía a alguien luego por tus cosas, porque la verdad ya no soporto ver tu rostro.


-¡No!, esto no puede ser cierto, tirarás todos estos años por la borda así de simple, Violet ¡Te amo!, entiende eso.


-Que descarado eres, ¡lárgate!, tú fuiste el que deshecho años de relación, y la verdad aún no entiendo porqué, pero ya nada importa, ya no importas, vete Ethan, y hazlo antes de que tenga que llamar a la policía. 
 

Él pasó una de sus manos por su cabello, suspiró y dio la vuelta hacía la puerta de entrada, caminó sin mirar atrás, y para mí fue lo mejor, pues cuando salió y tiró la puerta yo caí al piso, y caí en cuenta de como se estaba derrumbando todo mí mundo. Con él se fueron muchas cosas, entre ellas la ilusión, yéndose él, rompiéndose mi corazón en cientos de pedazos, pedazos que tal vez nunca lograría recomponer.


Luego de llorar tirada en el suelo durante más de media hora, caminé hacía mi habitación, entré en la ducha intentando quitarme un poco el dolor que sentía por dentro, siendo en vano mí intento por sentirme mejor, me coloqué la pijama y me fui a dormir al cuarto de invitados, no podía dormir en la misma cama que compartí con él, no quería sentir su olor, ni ver su ropa en el closet ni nada que me lo recordara.


Amaneció y lo corroboré, me sentía igual de miserable que la noche anterior, con la diferencia de que ya el sol había salido y tenía todo un día por delante para poder tratar de sentirme mejor. Quedé en verme con Graham en un café cerca de la secundaria, al llegar ya él se encontraba en el lugar, sentado en la barra de desayunos, volteó la mirada y nuestros ojos se encontraron, una sonrisa en mis labios un poco forzada tuve que regalarle, al llegar a su lado lo saludé con un beso en la mejilla y los buenos días.


-No tienes que fingir, Annie sé como debes sentirte. -Pronunció mientras bebió un sorbo de su café. -¿Qué sucedió después de qué me fui?


-Lo que tenía que pasar, lo eche de la casa, tuvo el descaro de decir que me amaba, ¿puedes creerlo?


-De él creería cualquier cosa, sabes que nunca lo soporté. Como sé que tal vez te negarías a comer, ya me tomé la molestia de ordenar por ti, huevos con tocino y un par de pancakes.


Sólo Graham sabía como animarme, por eso disfruté con él de un delicioso desayuno y un ameno comienzo de mañana, y justo a las 9am llegué a la secundaria, aunque no quería volver a ver su rostro, tenía que encararla, y hacer demasiadas preguntas que rondaban en mi cabeza, y quisiera o no, ella iba a responderlas una a una.


En la hora de almuerzo la busqué en la sala de profesores, la vi conversando con una grupo de ellos, esperé a que se retiraran y cuando ya por fin se había quedado sola me acerqué, por supuesto, la sonrisa que había antes en su rostro se borró por una intensa expresión de rabia o odio, no lo sé, lo que sí sé es que intento evadirme pero no lo iba a permitir, la agarré por uno de sus brazos y la jalé hasta uno de los rincones.


-¿Qué ocurre contigo, Violet?, ¡Sueltame!


-¿Qué que ocurre conmigo?, eso te lo pregunto yo a ti, ¿pasó algo entre nosotras dos para que decidieras acostarte con Ethan?


La expresión en su rostro ahora era de sorpresa, sorpresa acompañada por tal vez la sensación de sentirse descubierta, quizás descubierta por la persona que menos debería saberlo. Pero la verdad no me importaba lo que ella sintiera o pensara, me importaba muy poco, hasta hace menos de 24 horas aún la consideraba mi amiga, quizás la única verdadera, o eso pensaba yo.


-¿Cómo lo supiste, Violet, Ethan te lo dijo?


En un impulso que salió de mis mas recónditos instintos, solté una fuerte y extendida cachetada en el rostro de Roxanne, la pregunta hizo que todo en mí hirviera, nombrándolo terminaba de confesarlo todo. Al golpearla sentí un enorme alivio, no soy defensora de la violencia pero creo que Roxanne se lo tenía más que merecido, Ethan me podría haber engañado pero ella no, a ella no le aceptaba esto, tu no le puedes decir a alguien amiga y revolcarte con su esposo sin remordimientos. Rozanne cruzó una delgada linea, una linea que yo jamás pensé sería cruzada por ella. 

Continuará....

Próximo capitulo: Domingo 13
Recuerda ser parte de los seguidores del blog, así estaras al día con todas las actualizaciones.  Saludos
 

33 comentarios:

  1. Hola!! Una historia muy bonita y triste pero asi es el amor ;), me gusta, esperar al proximo capitulo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Lorena, una historia de amor que comenzo practicamente en su final, espero sigues los demas capitulos que vienen porque para Violet se vienen muchas cosas tanto buenas como malas.

      Besos

      Eliminar
  2. joda hasta conseguiría los guantes para que se desahogue a golpes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien con gusto la ayudaria a darle una buena tunda jajajaj Sandra gracias por tu comentario, nos leemos en el siguiente capitulo. Cariños

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Saludos Chacho, no te pierdas los proximos capitulos pues para Violet aún no terminan los problemas. Besos

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Saludos y gracias Alejandra, nos leemos en el siguiente cap. Abrazos y besstos

      Eliminar
  5. Lo sabia, mis sospechas eran ciertas, su esposo la engañaba con su mejor amiga. Pobre Violet, debe de sentirse horrible descubrir algo asi. Me alegro que le haya dado una buena cachetada a su supuesta amiga.
    Ya despertaste mi curiosidad, quisiera saber quien la rescató de ahogarse y que pasará con el diario.
    Ya estoy enganchada con esta historia y espero con ansias el siguiente.
    Gracias por el capi, nos vemos y te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diana si como acertaste de bien, pero para Violet esto aún no termina, ahora es que vienen cosas tanto buenas como malas, sabremos del diaro durante toda la historia. Gracias por leerme y por tu comentario, nos leemos en el siguiente. Besitos

      Eliminar
  6. Bien!!!!!! Chica le hubiera dado ida y vuelta a la bruja esaaaa, aunq un sartenaso al tarado d ethan la hubiera hecho sentir mucho mejor, q triste, perooo quien la salvo? Xq desaparecii? Acaso era feito jijijijiji me encantooo q tal fuerza de vi se levanto al dia siguiente otra se no salldria d cama en una semana jajajaja besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Razón tienes, Violet esta demostrando ser muy fuerte, aunque para ella las cosas aún no terminan esperemos que pueda conservar esa fortaleza, ¿quién la sacó? y ¿porqué desapareció?, lo sabremos más adelante, tal vez era feito jajajaja esperemos a ver, gracias por tu comentario y por leerme. nos leemos en el siguiente..Besos

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Gracias Leticia, espero poder llenar siempre sus espectativas, y mejorar con cada capitulo, gracias por leerme y por tu comentario...Besos

      Eliminar
  8. Nooooooooooooo!!!! como me vas a dejar asi??? POR DIOS!!! ahora voy a tener que esperar hasta el otro domingo?...es mucho tiempo!!!...igual te digo que fue un gran capitulo el de hoy!!! por favor trata de publicar mas seguidoo!!! ;)...
    Mil cariños!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiiii, Carla hay que esperar un poquito, pero espero que valgan la pena los dias, y que en el proximo capitulo sigas enganchada a la historia, nos leemos en el siguiente, y muchas gracias por leerme.. Gracias y besos.

      Eliminar
  9. Yo tampoco soy amante de la violencia, pero si la cojo en ese momento la engancho de los pelos y la arrastro x el suelo.... Pobrecita Violete, q te traicione tu marido tiene que ser malo pero encima con tu mejor amiga, para matarlos a los dos. Buen capitulo, esperaremos al domingo para continuar con la historia. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo te ayudaría Pilar, hay mujeres que se merecen eso y más, Violet ahora tiene que afrontar la situacion en la cual esta metida, y espremos que lo hga de la mejor manera, gracias por tu comentario nos leemos en el siguiente...bss

      Eliminar
    2. Hola guapa!

      Ya promocioné en el club, tal como me solicitaste, esta nueva obra tuya. Mira:

      http://elclubdelasescritoras.blogspot.com.es/2013/10/os-presento-la-nueva-obra-de-nuestra.html

      Saludos y buen día!

      Eliminar
    3. Hola!!!! D.C gracias, no lo habia visto.. muchas gracias por pasarte por aca.

      Saludos

      Eliminar
  10. Me encantó!!! Q capitulo más fuerte! Pobre Violet, lastima que se dió cuenta cuando ya estaban casados!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razon Cindy, se dio cuenta un poco tarde pero no lo demasiado como para remediar las cosas, en el cap 3 vienen mas emociones y ya lo tenemos en linea...Besos

      Eliminar
  11. Oyes, tu blog esta genial, lo he conocido por facebook y vengo a saludarte y a darme un paseo por aquí. Un besazo

    http://tamaravillanueva.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Tamara, gracias por visitar, enseguida me paso por tu blog...Cariños

      Eliminar
  12. Hola Vivian me gusta mucho tu blog, y lo he elegido para concederte el Premio Lovely Award, si quieres puedes pasar por mi blog a recibirlo: http://jardinlitera.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas, muchas gracias Mariela, me siento halagadisima porque me hayas incluido en tu lista de blog, muchas gracias por el premio, en cuanto pueda lo comparto aqui en mi blog...Besos

      Eliminar
  13. hola preguntar que paso con el capitulo del día 13, lo estoy esperando, felicidad escribes muy ien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Claudia por algunos problemas personales no pude publicar las ultimas semanas, pero ya el capi 3 esta en linea..espero lo disfrutes...Besos

      Eliminar
  14. hola que paso con el capitulo 3 lo estoy esperando hace rato :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! Pamela por algunos problemas personales no pude publicar la ultima semana, pero ya el capitulo 3 esta en linea y esperando por ser leido...Besos

      Eliminar
  15. Hola me gustaria saber porque no subiste mas capitulos...impaciente estoy por leer el capitulo 3...suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! Carla por algunos problemas personales no pude publicar la ultima semana, pero ya el capitulo 3 esta en linea y esperando por ser leido...Besos

      Eliminar
  16. Hola, Vivian. Espero que estes bien. Al fin, me estoy poniendo al dia con tu blog pero estoy aqui. Estoy sorprendida, como has cambiado desde "Una fecha para no olvidar". Esta historia me encanta, me gusta. Y me alegro que tengas otra historia que regalarnos. Besos!!!

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios, así que no dudes en alimentarlo jejej no seas m@lita.